Ximena Rodríguez y Cristian Docolomansky: “Hay que estudiar el dibujo antes de entintarlo, porque entintar a la rápida es calcar”

Texto: Carlos Andueza Fotografías: Camilo Mendoza

Xime & Doco 039b (Web)

El entintado es uno de los procesos creativos que forman parte de la línea de producción de un cómic. De acuerdo con el libro “The art of comic book inking” (El arte del entintado en los cómics) de Gary Martin, “el principal objetivo del entintador es traducir las líneas de lápiz grafito hechas por el dibujante a líneas de tinta negra reproducibles”. Además, “el entintador determina la apariencia del arte final” de un cómic. A pesar de ello, el entintado es también uno de los oficios del noveno arte más ignorados y subvalorados de manera popular, muchas veces comparado injustamente con el acto de calcar.

En Mesa Gráfica quisimos saber un poco más acerca de este oficio y para eso conversamos con dos entintadores, la chilena Ximena Rodríguez (1986) y el español Cristian Docolomansky (1977). Ella ha colaborado en la novela gráfica “Lado B” (Arcano IV) de Alfredo Rodríguez, en el cómic español “Licarayen” y actualmente trabaja como dibujante y entintadora en el webcómic chileno “Era draconiana” de la editorial Mitómano Cómics. Él, por su parte, fue socio fundador y editor de Dos café y una mesa (blog dedicado a la narrativa gráfica) y ahora es entintador en el webcómic “El Viudo” de la editorial chilena Futuro Esplendor. Además, Cristian trabaja junto al cineasta Nicolás Lorca en un documental que busca registrar el positivo momento por el que pasa el noveno arte en el país. Como datos adicionales, les podemos decir que ambos son fanáticos del rock pesado y que, a continuación, nos ayudarán a derribar algunos mitos en torno al arte de entintar. Sigue leyendo

Anuncios

Galería: Entrevista a los entintadores Ximena Rodríguez y Cristian Docolomansky

Opinión: “Mocha Dick, la leyenda de la ballena blanca” de Francisco Ortega y Gonzalo Martínez

MochaDick

“Mocha Dick” es una historia simple, muy correcta y bien armada. Situada espacial y temporalmente en la época precisa a través de la vestimenta, el lenguaje y los paisajes, somos capaces de ingresar de cabeza y sin problemas a la vida de los balleneros del siglo XIX, aquellos que -prácticamente- depredaron a estos bellos y, generalmente, dóciles animales.

La famosa “Moby Dick” de Herman Melville es una gran novela basada en hechos documentados en el sur del mundo, en esos mares indómitos de TrenTren y KaiKai Vilú, pero que siempre me ha dejado la sensación de que alejó al gran cachalote albino de su tierra natal. Con esta entrega, Francisco Ortega y Gonzalo Martínez devuelven suavemente al laviatán a las gélidas aguas donde pertenece a través de la historia que nos cuenta Caleb Hienam, donde conocemos a Aliro Leftraru y a la gran Mocha -que representa, además, el mito mapuche de Trempulcahue- y la lucha animal contra los cazadores furtivos de crías y madres junto a la lucha humana por la necesidad de conocer y estudiar a los mamíferos acuáticos… Pero no hablaré más de la historia, mejor léanla.

Se agradece lo concienzudo y variado (desde textos bíblicos hasta Mampato) de la investigación bibliográfica del señor Ortega y el exceso de talento alojado en las manos del señor Martínez: “Mocha Dick” puede ser disfrutado tanto desde el punto de vista gráfico como desde el literario. Fue escrita y concebida de manera bella y perfecta, para ser bella y perfectamente dibujada. Hay amoríos, traición, asesinatos y aventuras, ingredientes que siempre han logrado mantener mi atención.

Desde mi punto de vista como docente de artes visuales, debo agregar: es una obra que vale la pena tener en las bibliotecas escolares. Hay muchas aristas que podemos tomar para iniciar comparaciones literarias entre diversas obras y, además, comenzar investigaciones históricas y bibliográficas que, en estos días de la inmediatez de Internet, se agradecen y se extrañan. Ojalá algún sostenedor – UTP – docente de Lenguaje lea esto…

Para finalizar, tres palabras:

Aplausos.

De pie.

Nombre: “Mocha Dick, la leyenda de la ballena blanca”
Autores: Francisco Ortega (guión) y Gonzalo Martínez (dibujos)
Editorial: Norma
Año: 2012
Precio: $8.990.-
¿Dónde encontrarlo? Supermecados Jumbo, Librería Antártica, Feria Chilena del Libro, Librería Que LeoShazam Cómics y en buscalibre.cl

Alfredo Rodríguez: “Lo que realmente me gusta es crear historias para contárselas a otros”

Texto: Carlos Andueza Fotografías: Camilo Mendoza

Alfredo 026 (Web)

Alfredo Rodríguez es un creador multifacético. Por lo mismo, es difícil categorizar su trabajo. Decir que es sólo guionista de cómics puede limitar demasiado su rango de creación, pues también dibuja viñetas, ilustra columnas de opinión, dicta talleres de guión y cómic… y un largo etcétera. Su título académico, eso sí, dice que él es “ingeniero civil”, pero hace mucho tiempo que no ejerce esa profesión. A lo mejor le acomoda más el título de “contador de historias”. Pero, ¿para qué etiquetarlo?

Su reconocido y popular “Siento y miento” obtuvo el premio al mejor webcómic 2011 en la Feria Internacional de Cómic de Santiago de ese año, y durante la versión 2013, Alfredo fue galardonado como Mejor Guionista 2012 por su obra “Lado B“, un libro objeto que desdibujó las fronteras de una típica novela gráfica.

Mesa Gráfica viajó hasta Rancagua, donde vive el creador de El Barbón, y compartimos una jornada de conversación y fotografías. Pudimos ser testigos de su rutina creativa y familiar, y conocimos a sus hijas, Sofía y Antonia, y a su esposa Claudia. Los invitamos ahora a revivir ese día, a recorrer la casa de Alfredo Rodríguez y descubrir el secreto de su éxito: su familia. Sigue leyendo

Galería: Entrevista a Alfredo Rodríguez

PLOP! Galería: “Más que una librería, tienda o galería, queremos que Plop! sea una experiencia para las personas”

Texto: Carlos Andueza Fotografías: Camilo Mendoza

Plop! 17 (Web)

De izquierda a derecha: Fito Holloway, Pati Aguilera, Isabel Molina y Claudio Aguilera.

Plop! Galería ofrece cómics, novelas gráficas, libros álbum, serigrafías, lápices, acuarelas, tintas, croqueras, discos, tazones, bolsos, cojines ilustrados, y un largo etcétera. La tienda está ubicada en pleno centro de Santiago (Merced 349, local número 7) y cuenta además con dos salas de exposición, bautizadas -lógicamente- como “Pepo” y “Coré”. Actualmente, ambos espacios albergan la muestra “Pedacitos de mi alma” del ilustrador argentino Decur.

Las exposiciones, lanzamientos de libros y visitas de ilustradores extranjeros han sido frecuentes desde la inauguración de Plop! Galería en agosto de 2010. La organización del 1º Festival Internacional de Ilustración, Festilus, en agosto de 2012, y la publicación en febrero de este año del libro/catálogo “Ilustración a la chilena. Illustration, the chilean way (Ocho Libros, Plop! Galería), han posicionado a esta iniciativa como una de las principales razones de la buena salud de la ilustración nacional actual.

Mesa Gráfica conversó con sus cofundadores: los periodistas Claudio Aguilera e Isabel Molina, y los diseñadores e ilustradores Pati Aguilera y Fito Holloway. Nos aseguraron que tienen todas sus energías “enfocadas en Festilus 2013”, que se hace “necesario” sacar un segundo “Ilustración a la chilena”, y que su sueño es “que Plop! esté en una casa de tres pisos”. Pero, ¿cómo se juntaron para armar el proyecto?, ¿dudaron de la viabilidad de éste? Y, ¿qué planes tienen para el futuro? Todas las respuestas, a continuación.  Sigue leyendo

Galería: Entrevista a los socios fundadores de PLOP! Galería